azfutbol - azfutbol
marketing digitalapps para android

Artículos

Imprimir

ENTRENAMIENTO CALLEJERO

Escrito por Kike Caba. Publicado en Cuaderno del Entrenador.

19-2-2016. Entrenamiento callejero 23d7efoto: Kike Caba

ENTRENAMIENTO CALLEJERO

Nueva idea para mejorar el fútbol de mis equipos y cuyo resultado es espectacularmente bueno por lo que de juego, competición y disfrute conlleva, amén de la no presión a los jugadores con normas, reglas y restricciones.

En un fútbol cada vez más profesionalizado e igual, donde los entrenadores y monitores no dejan de buscar en páginas de internet y de querer adquirir experiencia de forma rápida en la red, copiando literalmente sesiones de sus equipos favoritos y desarrollándolas con sus pequeños y muchas veces inexpertos y poco preparados para ello, jugadores, donde se habla de ganar jugando bien al fútbol pero en realidad es otra cosa lo que se busca, donde complicar los ejercicios para que desde fuera parezca que hemos trabajado aunque en realidad no hemos hecho más que copiar el trabajo de otros, se me ocurre cambiar, al menos una vez por semana, mi forma de trabajar, dándoles paso a la creatividad, imaginación, libertad y anarquía de todos y cada uno de los niños, una sesión en la cual no hay reglas, no hay límites, como nuestro fútbol de pequeños, como nuestro fútbol de la calle, donde en realidad se forjaban los futbolistas antiguamente...

Desde el pasado mes de Octubre vengo desarrollando una vez por semana tanto con mis jugadores Sub-14 como con los Sub-19 en terreno cubierto de fútbol sala una hora de entrenamiento especial. En ella no hay reglas, se reparten igualitariamente los equipos y SE JUEGA. La pared también juega, como en el fútbol indoor, el portero puede ser portero delantero, como antiguamente o jugar directamente como jugador y un jugador como portero y SE COMPITE, se compite bien, se quiere ganar, pero también SE ES DEPORTIVO y se estrechan lazos entre los jugadores, todo es como en el fútbol formativo de antes, aquel que carecía de reglas y en el que las frivolidades e inventiva del jugador no eran coartadas por el entrenador, donde se desarrollaba el juego sin miedo a regañinas, sin culpas por el gol recibido y si con la motivación y la rabia de volver inmediatamente al juego tras encajar gol.. las transiciones así son mínimas... yo te marco gol e inmediatamente tú puedes jugar directamente, con lo que no hay tiempo para celebraciones absurdas de gol y ese tiempo se invierte en adquirir velocidad en la transición ataque defensa para evitar ese gol del equipo rival. Donde no había equipaciones ni ropas de entrenamiento que nos hicieran a todos iguales, aquí todos somos diferentes, con nuestras cosas buenas y nuestras cosas distintas. Donde al final, por supuesto, hay un ganador y un perdedor, pero por encima de todo hay algo especial, TODOS GANAN al poder expresar su fútbol tal y como le sale de dentro, sin entrenadores de pasillo, sin copias absurdas de jugadas inverosímiles para niños de once años y menos, donde todos acaban exhaustos pero contentos, felices porque todos juegan, los buenos y los otros buenos, todos juntos y en igualdad de condiciones y para ello... tan solo necesito un trozo de campo y... un balón y por supuesto, utilizar mi imaginación y ser valiente para hacerlo, para hacer simple el aprendizaje y la enseñanza del fútbol, de la técnica y de los valores.

Kike Caba

19 de Febrero de 2016

Pin It