azfutbol - LEEUWARDEN ZWALUWEN, BLAUW WIT´34, (0-1)

elblog

marketing digitalapps para android

LEEUWARDEN ZWALUWEN, BLAUW WIT´34, (0-1)

Escrito por Kike Caba. Publicado en Seguimiento de Partidos.

28-3-2015. bLAUW.az fútbol 5c6a9foto: Kike Caba

C.V.V. LEEUWARDEN ZWALUWEN - C.V.V. BLAUW WIT´34 (0-1)

El equipo está citado a las cuatro menos cuarto directamente en el campo al jugar en nuestra misma ciudad. Entramos todos al vestuario una vez estamos todos en el campo. Ya se ve ambiente de fútbol y no son ni las cuatro de la tarde. El Míster, Kees, les habla a los jugadores que se van a vestir y les da la charla táctica, resaltando la importancia de ganar hoy y el estado del terreno de juego, tenemos que demostrar sobre el mojado césped natural de Leeuwarden que somos los líderes por alguna razón.

A las cuatro finaliza la charla táctica y salimos del vestuario para que los jugadores tengan su tiempo de relax y se cambien tranquilos concentrándose para el partido con un gran equipo de música; el encargado es Vetinho, el lateral izquierdo del equipo, el cual pone ritmo al vestuario cada Sábado.

A las cuatro y cuarto llegan los árbitros, perfectamente enchaquetados, en esta categoría si arbitran con auxiliares del Colegio holandés.

Cuatro y media, salimos a calentar los dos equipos sobre el verde, mojado y tierno césped. La lluvia nos da una pequeña tregua durante el calentamiento, cosa que agradecemos con una sonrisa.

Llegamos primeros en la clasificación a este partido, el equipo rival es cuarto, a tan sólo un punto de diferencia. Partido bonito, interesante e importante el de hoy.

Terminamos el calentamiento con un ejercicio de posesión de balón cinco contra cinco, también típico en España. El equipo está listo para el partido. Curiosamente, sólo se visten catorce jugadores, y la plantilla está compuesta de veinte jugadores. Le pregunto al Míster lo curioso de ese dato y me responde con total naturalidad que tan sólo pueden realizar tres cambios, ¿para qué quiere más jugadores en el banquillo...?. Curiosa esta costumbre.

Otra costumbre, ésta muy bonita, es salir cada jugador acompañado de un pequeño vestido del equipo hasta el centro del campo. A pesar de la lluvia, salen acompañados de los chiquillos haciendo una bella imagen para los prolegómenos del partido.

Otra costumbre bonita también... tras el sorteo de campos, un chaval del equipo local saca de centro, conduce, regatea a todos los jugadores de nuestro equipo, el visitante y lanza a portería. Dio en el poste, pero luego marcó gol y todos en el campo le aplaudieron. Con esto terminan los prolegómenos del encuentro y empieza el partido.

Hay bastante ambiente en el campo. En el calentamiento se veía poca gente, sería por la lluvia y porque en el bar con un café se estaba mejor, pero al saltar al terreno de juego, unas mil personas abarrotaban el campo. Muchos aficionados y jugadores de la cantera del Blauw Wit a los que pudimos reconocer en el campo.

Por nuestro equipo juegan hoy: Karsten, Vetinho, Jaap, Ronnie y Dane en defensa, Dennis como mediocentro, Alban y Dihrin por delante, Joni en la media punta, León en banda derecha y Robbin en punta de ataque. Ambos equipos utilizan un 1-4-3-3 como sistema de juego, con las bandas muy abiertas. El equipo local lleva el peso del partido y nosotros esperamos en medio campo.

Comienza el partido con ritmo alto a pesar del mal estado del terreno de juego. En el minuto tres, el equipo local estrella el balón en el poste y tras recoger el rechace, vuelve a disparar, despejando el portero y alejando la defensa el balón de la portería. La primera oportunidad clara es para los locales y la posesión del balón, también. Nuestro equipo espera replegado en el centro del campo y a partir de ahí, a los locales les cuesta progresar en el juego.

La primera oportunidad clara para nosotros vino en el minuto nueve, en un centro desde la izquierda, al que Robbin llegó tarde estando la portería vacía. Gran ocasión.

Un minuto más tarde, nuestro Capitán, Jaap ve la tarjeta amarilla por una fuerte entrada. Unos segundos antes, el árbitro no se la muestra al extremo derecho rival por una entrada similar en la que ni siquiera vio falta. Cosas del fútbol, entiendo la dificultad para ver todas las acciones de un árbitro y sé lo difícil que es ello.

En el minuto veintidós se lesiona el lateral Vetinho y tiene que ser sustituido. Salgo a ayudar en el calentamiento, pero apenas dos carreras y salta al terreno de juego debido a la lesión de su compañero. Dane pasa al lateral izquierdo.

Sigue el dominio del equipo local en el derby, pero sin embargo, somos nosotros los que inauguramos el marcador rondando el descanso, en el minuto treinta y siete de partido. Robbin, el delantero centro recoge un rechace del portero local bajo palos a remate de cabeza de León en centro desde la izquierda y lo bate rematando de primera por bajo. Cero a uno y primera alegría en el banquillo.

De ahí al final de la primera mitad no cambió la historia. El Leeuwarden dominaba en el juego y nosotros en el marcador.

Vamos al descanso, entramos al vestuario y lo primero es recibir un té caliente de manos del utillero del equipo, se agradece en ese momento para calentarnos las manos y nuestro cuerpo del frío y la lluvia.

La segunda parte comienza igual, los locales ponen el juego y las ganas de empatar y nuestro equipo, más relajado, espera y defiende en nuestro medio campo. En el minuto cincuenta, un contraataque es parado por un defensor con un claro empujón antes de entrar en el área cuando enfilaba el uno contra uno Robbin ante el portero local, pero el árbitro dice que siga el juego.

En el minuto cincuenta y uno, el entrenador local mueve el banquillo, entra el jugador número dieciséis por el número once, un joven jugador de veintidós años muy rápido que jugaba en ambas bandas. cambiando continuamente su puesto con el otro extremo. Terminó fundido.

Tarjeta amarilla al número dieciséis del Leeuwarden en el minuto sesenta y cinco por una dura entrada.

Nueva tarjeta amarilla en el minuto setenta y tres al número tres de los locales por otra dura entrada.

En el minuto setenta y siete, se retira del terreno de juego Robbin.

De ahí al final, poca historia más, cinco minutos de tiempo añadido por el árbitro y final del encuentro bajo la lluvia.

Después del partido, celebración por todo lo alto dentro del vestuario, bebidas para todos y brindis por la victoria. Los jugadores me hablan y preguntan sobre el partido y me piden el teléfono para estar en contacto. Todo perfecto. El momento es mágico dentro del vestuario del Blauw Wit´34, el equipo líder de la categoría.

Tras el partido, pasamos a la sala donde se reúnen los entrenadores de ambos equipos, el árbitro y los directivos de los equipos. El tercer tiempo aquí es prácticamente obligado. Es una fantástica idea que llevan a cabo hasta los equipos más modestos. Se puede cenar allí de todo lo que te ponen por delante, grandes bandejas de comida típica holandesa de todo tipo, cerveza, refrescos, increíble mesa para los invitados del fútbol. Todo es perfecto allí y en el pub del campo del fútbol, los jugadores de los dos equipos bromean y charlan amistosamente del partido. Deportividad y magnífico ambiente, es lo que debe dar el fútbol en todos los sitios. Lástima que estas costumbres no se hagan en todo el mundo... En España estamos más hechos a envidias, a hablar a la espalda de las personas y a tratar de poner zancadillas, triste pero real, aunque confío en que algún día cambiará para mejor.

En definitiva, bonito partido el visto hoy desde el banquillo visitante, tres puntos importantes y además el goal average ganado. Hoy el equipo es un poco más líder.

Kike Caba

29 de MARZO DE 2015

Pin It