azfutbol - Día a Día en el F.C. Heerenveen
marketing digitalapps para android

Día a Día en el F.C. Heerenveen

CHAPTER 101. ONE HUNDRED DAYS IN FRISLAND. 25 MAY 2015

Escrito por Kike Caba.

25--5-2015. AZ FÚTBOL a1296foto: Kike Caba

CHAPTER ONE HUNDRED ONE, ONE HUNDRED DAYS IN FRISLAND. MAY  25 2015.

Parece que fue ayer cuando con una mezcla de ilusión y miedo, alegría y tristeza, inseguro por lo nuevo de mi nueva situación, llegaba a la estación de tren de Leeuwarden para comenzar esta nueva etapa de mi vida que hoy finaliza...

Tras cien días en Holanda hoy  digo hasta la vista a este bonito y acogedor país. A este país, a estas gentes que me han acogido y me han hecho sentir como en casa durante los últimos meses. A este club que me ha dado la oportunidad de trabajar y de aprender con él a vivir el fútbol holandés y a la vez la de aportar mi trabajo y mis conocimientos al equipo que ha sido mi motivo de sonrisas y preocupaciones, de sentimiento por unos colores y de saber lo que es ser campeón de liga en Holanda, lejos de tu tierra, de ser aceptado en Holanda, lejos de tu país, de ser valorado en Holanda, lejos de donde quisiera realmente ser valorado...

Larga última semana, larga por lo que de despedidas ha llevado: Todos mis buenos amigos han participado de ellas y me han demostrado que el cariño y el respeto se pagan del mismo modo, con cariño y respeto, como debería ser siempre, como en pocas ocasiones se hace en otros lugares, por eso Holanda es diferente, Frisia es diferente, Leeuwarden es diferente... Marecilla y Carlos, mis amigos almeriense-leeuwardianos que pronto cambiarán de estado, todo el primer equipo al completo, con Kees Jansen, Koos, Wiepie, Oane, Robbin y Alban a la cabeza, el equipo Sub-19, con Douwe del Val, Kyle, Sebas and Christina al frente, mis chicas Rhona y Maxime, simpatía, profesionalidad y cariño el de ellas siempre, Las Tapas, con Isham, Ronnie, Bárbara, Sarah... mis amigos cuando peor estaba en las noches, Anton y Bas, mis amigos pescadores y a los cuales les debo agradecer mi introducción al boxeo como método de diversión y escape, Ben Vloon y su fantástica familia, a la que tanto debo, Riekele y su auténtica familia holandesa, la que me ha aceptado y me ha dado su cariño en todo momento, la familia Kuipers, Mario y la familia de las sonrisas, Denise y su familia del Blauw Wit, mi cantante madrileña en Leeuwarden, Ritske y el grupo de italianos en Leeuwarden, Emiel Kramer y la familia del S.C. Heerenveen Sub-19 y Sub-17 y todos los jóvenes amigos que nos han querido despedir: Arvin, Johan, Sybren... tantos y tantos amigos que tuvieron un momento para decirme hasta pronto, que tuvieron un momento para venir y darme un beso y un abrazo, que tuvieron un momento para hacerme sentir importante, muy importante para ellos... a todos ellos mil gracias y espero poder devolveros con trabajo, dedicación y simpatía en un futuro próximo todo lo que me habéis hecho sentir a vuestro lado.

Hoy parto hacia casa con lágrimas en los ojos al sentirme querido, respetado y valorado tan lejos de mi casa, pero con la satisfacción de poder deciros que Leeuwarden, que Frisland, que Holanda, es ya mi segunda casa, la casa en la que viven mis amigos, la casa a la que un día volveré para trabajar junto a ustedes por un Blauw Wit mejor, ese Blauw Wit que todos sabéis que es ya mi equipo por la amistad y señorío que todos habéis demostrado conmigo durante estos cien días. Mil gracias, amigos míos.

Hoy subo al coche tras decir hasta pronto a mis últimos amigos en Holanda: Riekele, Ritske, Anton y Ben. junto a Ben me dirijo al aeropuerto de Scheapol, en Amsterdam, donde a las cinco y treinta y cinco de la tarde, dejaré de pisar suelo holandés para partir hacia casa, dejándoos atrás a todos y repartiendo con todos y cada uno de vosotros, un trocito de mi corazón. Gracias, amigos míos y hasta pronto, Leeuwarden, Blauw Wit y Frisia!!.

Kike Caba

25 MAY 2015

CHAPTER 95. NINETY NINE DAYS IN FRISLAND. 18 MAY 2015

Escrito por Kike Caba.

18-5-2015. AZ FÚTBOL f8c25foto: Kike Caba

CHAPTER 95. NINETY FOUR DAYS IN LEEUWARDEN. 18 MAY 2015

Un día más en Frisia, un día menos en Frisia. Hoy me levanto temprano para salir a las ocho de casa. Trato de no hacer ruido para no despertar a Luigi, que hoy ha dormido en el salón, pero me sorprendo con un good morning, my friend, Luigi estaba ya despi

Salgo hacia Heerenveen con Emiel. Trayecto en bici hasta Blauw Wit como cada día y en coche hasta Heerenveen. Hoy entrena el Sub 19 y también el primer equipo del S.C. Heerenveen y tengo ganas de verlos.

Llegamos sobre las nueve a Heerenveen y el café de la mañana recién hecho nos hace ver que un nuevo e ilusionante día se presenta ante nosotros.

Tras el café, la sesión de hoy, encaminada al tiro a puerta con los nuevos delanteros Sub-19, interesante entrenamiento del que siempre saco algo positivo para al menos analizar la manera de mejorar siempre al jugador. El que quiere aprender, como es siempre mi caso, aprende, y el que no, se limita como muchos a criticar el trabajo de los demás...

Terminando el entrenamiento, me comunican que la visita que teníamos prevista al estadio del S.C. Cambuur es a las dos de la tarde, así que cambio de planes y cuando pensaba estar en Heerenveen hasta las cinco, me debo volver a Leeuwarden en tren e ir andando hasta el Cambuur Stadiun para la visita guiada... Allá vamos. Emiel se ofrece a llevarme hasta la estación y así consigo llegar antes a mi ciudad.

Al llegar a casa alrededor de la una de la tarde, Luigi nos sorprende a Jorge y a mí con un plato italiano a base de macarrones. Nuestro amigo italiano nos quería agradecer el haberle dejado pasar la noche en nuestro salón haciéndonos una comida italiana y lo cierto es que estaban deliciosos. Gracias a ti siempre, Luigi. Buen amigo italiano.

Salida hacia el Cambuur Stadiun a pie bajo la intensa lluvia, ya que la bici se encuentra en Blauw Wit, donde la dejé esta mañana para irme con Emiel a Heerenveen. Luego debo ir a recogerla a pie también.

La visita no es muy larga. Comienza con un café en la pequeña sala de prensa y luego subida hasta el palco, donde disfruto de una visión algo diferente de lo que estaba acostumbrado...

Sentados a la mesa en la sala Vip hablamos sobre fútbol y nos explican cómo funciona la cantera del S.C. Cambuur, los nuevos proyectos y la manera tan especial en la que trabajan junto a otro equipo de la Eridivisie, cosa impensable en España, pero que tal vez algún día alguien consiga cambiar de algún modo para que España deje de ser diferente y se adapte a los nuevos tiempos, aunque para eso debemos cambiar mucho la manera de pensar en los demás...

Finalizada la visita, vuelta a casa en la bici de Jorge haciendo de paquete. Hacía años y años que no montaba así. La lluvia arrecia y llegamos a casa minutos más tarde mojados y cansados de la intensa mañana.

En el momento que escampa un poco me dirijo a Blauw Wit a recoger a Rocinante, mi bici, sin la cual, me falta algo en Leeuwarden. Treinta minutos andando a paso ligero me llevan hasta Blauw Wit y ya de paso me quedo a ver el entrenamiento del equipo de sebas y también del de Ben. Al final, tarde de fútbol de nuevo aunque hoy no tuviese entrenamiento.

Regreso a casa, ducha merecida y salida hacia el barco de mis amigos italianos para decir hasta pronto, junto a Jorge, a nuestros amigos Sofía y Luigi. Ambos parten hacia Italia definitivamente mañana y nos han preparado una pizza para despedirnos. Comienzan los días de despedida, lo que menos me gusta de esta temporada en Holanda... Mucha suerte, amigos míos. Volveremos a cruzar nuestros caminos en un futuro próximo y recordaremos con una sonrisa muchas anécdotas.

Kike Caba

18 May 2015