azfutbol - Día a Día en el F.C. Heerenveen
marketing digitalapps para android

Día a Día en el F.C. Heerenveen

CHAPTER 73. SEVENTY TWO DAYS IN FRISLAND. 27 APRIL 2015

Escrito por Kike Caba.

27-4-2015. AZ FÚTBOL 3011cfoto: Kike Caba

CHAPTER 73. SEVENTY TWO DAYS IN FRISLAND. 27TH APRIL 2015

No todo es fútbol en mi vida, aunque sí casi todo. Hoy es un día diferente en el que nadie piensa en otra cosa que no sea el celebrar el día del Rey. Aunque no soy mucho de fiestas, se adaptarme al medio y eso hago, así que integrarse y comportarse como ellos es hoy lo principal en mi día.

Día especial en toda Holanda. Hoy es el DÍA DEL REY y como manda la tradición, todo el mundo sale a la calle a celebrarlo. Hoy los que trabajan lo hacen de una manera diferente y con una sonrisa en sus caras.

Todo empieza temprano. Aquí los días cada vez son más largos y alrededor de las seis de la mañana ya están colocando los puestos ambulantes en los que toda la ciudad vende sus cosas. Se puede encontrar desde una simple y vieja escoba hasta una máquina de rayos UVA, todo eso en un inmenso mercadillo que llena las calles de la  bonita ciudad de Leeuwarden.

Salgo a la calle sobre las ocho de la mañana y, sorprendido por el gran ambiente festivo que ya se respira, aprovecho para comenzar mi fantástica clase de inglés callejera. Es donde más estoy aprendiendo. Me encanta pararme a charlar con la gente, con desconocidos y con amigos, aquí todo el mundo te respeta y te da tu lugar, te hablan, se ríen contigo y te invitan, si no entiendes algo, buscan otra forma de decírtelo, en definitiva, aprender así es mucho más sencillo, ese es mi método, esa es mi manera y me hace feliz hablar, hablar y hablar con mis amigos holandeses.

Cientos de personas caminan por los puestos viendo, preguntando, regateando, comprando, así que aprovecho para comprar algunos regalos que ya veremos cómo vuelan hacia España, eso ahora no me preocupa.

En los puestos me paro a hablar con la gente, hoy temprano no veo a nadie conocido, cosa extraña, pero entablo conversación con un holandés grande como él solo y me sorprende hablándome en español: -Me llevé cuatro años estudiando en Granada, me dice. En mi casa se habla español, mira, dile algo, Alba- me dice, mientras una pequeña de siete años se me acerca y me saluda en español... ¡¡las cosas que yo me encuentro por Leeuwarden!!.

Continúo mi mañana entusiasmado por el colorido de la gente, otra cosa que me gusta... todo el mundo se disfraza este día, se viste con ropas naranjas, disfraces de animales, se pintan la cara... los menos osados sólo eso, una bandera holandesa en sus mejillas, pero yo... soy diferente y aunque soy español, me adapto inmediatamente y como buen chirigotero de Cádiz me voy vistiendo despacio, poniendo color a mi mañana, como una comparsa callejera que se viste con retales.

Al terminar la mañana, Kike es un poco más holandés, en realidad lo empecé a ser desde el principio, desde que personas como Ritske, Tineke, como Emiel, como Kees, como Henk de Jong, como Piet, Chris, Douwe, Sebastian, Dan, Kayin, como mi equipo al completo, Dennis, Koos, Patrick, Abe, Wiepie, Dennis, Jurgen, Jeton, Joni, Menno, Danny, Robbert, Wiebe, Oane, Leon, Jordi, Jaap, Romar, Karsten, Dhirin, Alban, Dash, Wiebe J., Vetinho y el Gran Capitán, Ronnie, como Ben, Maxime, Rhona, Michelle, Anne, La Academia Panenka, Lia, Fedrick, Tristan, Joas, Audrey, Arvin, Pien, Hester, Maikel, Johan, Riekele, Justy Jared, Edwin, Henk, Bas, Marecilla del desierto y Carlos, Guido, Ronnie, Brian, Romar, Herman, Lorenzo, Ludmila, Rick, Jeller, Edvige, Vinay, Frank, Lola Mogollo, Hugo, Janna, Eldert, Danny, Sander, Leon, Ferron, Stefan, Jildert, Tim, Mark, Ronny, Brian, Joeri, Tomas, Jonas, Bert, Ogbeche, Lisa, Bas, Rinze, Ryan, Michel, Hans, y muchos otros que no nombro por mi mala memoria y porque es difícil para mí recordar y escribir todos los nombres de mis amigos... me aceptaron y me dieron mi pedacito de sitio en sus vidas...pase lo que pase, todos están dentro de mi corazón para siempre.

Continuando con la fiesta, los puestos están colocados hasta pasadas las seis de la tarde. Niños pequeños, niñas y mayores venden sus cosas, esas que no usan, por pequeñas cantidades de dinero, eso no es lo importante aquí, sino que todos se relacionan y pasean, aprovechando el magnífico y soleado día que hoy disfrutamos en Leeuwarden.

También vemos a niñas tocando la trompeta, la guitarra, la flauta y la gente les echa monedas, ellas se sienten importantes y es muy bonito ver cómo tocan para los transeúntes.

La tarde ya es una completa fiesta... Orquestas en vivo, diskjockeys de renombre, todo el mundo está ya en la calle cual si de un gran sábado de carnaval se tratase. Impera el naranja en las ropas de todos. La gente bebe y baila por las calles, es fantástico ver el ambiente de Leeuwarden en el día del Rey.

Para colmo del magnífico King´s Day, Ritske nos recoge con su barco y navegamos por los canales de Leeuwarden sin parar. Bailamos en el barco y la gente, desde arriba nos mira y se contagia, siguiéndonos y sonriendo. Pasear en barco, en la proa, mirando al atardecer de Leeuwarden es simplemente mágico para mí. Se despiertan los sentidos, es relajante mirar los colores de la puesta de sol mientras navegas y el aire te acaricia la cara. La sensación de libertad es indescriptible, ver las casas, la gran Torre inclinada, la grandísima Torre que señala Leeuwarden en el horizonte desde kilómetros, es increíble verlas desde el canal con la música de fondo del equipo de Ritske...

Ya cayendo la noche, Ritske nos deja en la plaza y cansados pero felices, volvemos a casa despacio. Ha sido un largo día, un intenso día, un mágico día del Rey en Leeuwarden, en la lejana Frisia holandesa, esa que ya está instalada en nuestro corazón.

Kike Caba

27 APRIL 2015

CHAPTER 71.SEVENTY DAYS IN LEEUWARDEN. 25TH APRIL 2015

Escrito por Kike Caba.

25-4-2015. AZ FÚTBOL 5bd6cfoto: Kike Caba

CHAPTER 71. SEVENTY DAYS IN FRISLAND. 25TH APRIL 2015

Mach day... Hoy es un día mágico, hoy es un punto de inflexión para el equipo. Hoy jugamos contra el tercer clasificado en su campo. Sé que es un partido difícil, pero confío en mis jugadores y en el trabajo que durante la semana han realizado. Kees, el entrenador sabe que es un importante partido y así se lo dijo a los jugadores antes de salir de Leeuwarden... Son sólo noventa minutos para soñar con un campeonato.

Los técnicos estamos citados a las doce de la mañana, el partido es a la una fuera de casa y llego a Blauw Wit sobre las once. Me gusta llegar antes por lo que pueda pasar...

Nos sentamos con un café por delante, Kees, Dennis, Patrick, Ronnie y yo y preparamos el partido. Todo está listo y se respira optimismo alrededor de la mesa.

Salimos hacia el partido y, aunque sabemos que es difícil, procuramos ser positivos y pensar en la importancia de ganar hoy y dar un golpe sobre la mesa diciendo que aquí está el verdadero líder de la clasificación y así lo hacemos en el campo...

Cuando llegamos al campo me sorprendo de nuevo con las dimensiones del mismo 106 x 70, aquí hasta los campos los hacen a lo grande. Un magnífico campo de césped sintético para jugar realmente bien al fútbol. Una pequeña grada lo corona y el público va accediendo al campo para ver a su equipo jugar ante el líder, aunque también voy viendo a muchas personas de Blauw Witt que han acompañado al equipo para darle fuerzas y soñar con la victoria y con el campeonato.

El partido es intenso y hoy dominamos más que nunca. Los jugadores están comprometidos y las ocasiones no cesan de llegar. Hasta ocho oportunidades de gol de nuestro equipo, por tan sólo dos de los locales en la primera parte. El ritmo es intenso y el equipo local, sabedor de nuestra superioridad en la clasificación, presiona nuestra salida de balón y trata de acercarse a nuestra portería con rapidez. En la segunda parte, cambia un poco el partido y las ocasiones son menos claras. Los equipos se respetan en exceso, sabedores de que es importante no perder. Dos ocasiones claras del equipo local que desbarata con valentía nuestro portero Dennis, que hoy es de los mejores sobre el terreno de juego y otras dos ocasiones de gol por nuestra parte, en una de ellas, en el minuto ochenta y dos llega el gol de Jeton. Merecido tanto para un futbolista que lo pone todo sobre el terreno de juego... control, acomodarse el balón y lanzamiento fuerte al fondo de la red... cero a uno y el campeonato está ahora más cerca, ya le sacamos al tercero, cinco puntos. Buen trabajo hoy del equipo al completo, de los que jugaron y también de los que no.

Reunión como siempre de los técnicos de ambos equipos y del árbitro para tomar algo tras el partido en la sala de reuniones del club, bonita costumbre, charlar sobre el partido es hacer amigos en el fútbol. El Míster me presenta como su entrenador asistente español y todos me preguntan y se interesan por mi trabajo.

También aprovecho el momento para hablar con el árbitro del partido y explicarle mi proyecto de la Tarjeta verde Fairplay, entregándole una Tarjeta verde. Le interesó bastante la idea y me dijo que leería sobre ella en mi web www.az-futbol.com.

Vuelta a casa, empieza a llover de nuevo y por el camino charlamos sobre el partido y también sobre el del equipo reservas, que hoy ha ganado su partido y se ha proclamado campeón de liga. En el equipo han jugado hoy varios de nuestros jugadores (aquí se hace así) los jugadores del primer equipo que no van convocados, juegan con el equipo reserva, dándole así mayor calidad al equipo y teniendo un ritmo de competición similar al de sus compañeros de equipo. Buen trabajo del que me siento orgulloso por mis jugadores.

Al llegar a Blauw Wit hay una gran fiesta en el Restaurante. Todos bailan y cantan celebrando el campeonato y el ascenso del equipo. Todo es alegría y aprovecho para felicitar a mis jugadores que han jugado con el equipo reserva y darles ánimos y confianza de cara a los dos últimos partidos del primer equipo. Necesitamos a todos los jugadores al cien por cien tanto física como mentalmente para conseguir ser campeones de liga y en eso trabajo sin descanso para aportar todo a mi entrenador y a los jugadores.

Vuelta a casa cansado, pero con la satisfacción del trabajo hecho y la alegría de ver a unos jugadores que han dado todo sobre el terreno de juego y en los entrenamientos, siendo campeones de liga. ¡¡ Enhorabuena, Blauw Wit´34 !!.

Kike Caba

25 de ABRIL de 2015